Tento web používá cookies k dosažení potřebné funkcionality. Dalším jeho použitím s tímto souhlasíte. Více informací
AZAFATOS A BORDO

Bratislava - cosas que hacer

Bratislava - cosas que hacer

En tren o autobús al corazón de Eslovaquia

La capital de Eslovaquia está a sólo una hora en coche de la frontera checa, ¿por qué no disfrutar del café de la tarde un fin de semana a orillas del Danubio? Si baja del tren amarrillo de RegioJet en la estación principal de trenes, podrá visitar nuestra sucursal directamente en el vestíbulo de la estación de ferrocarril. Desde aquí, el mejor modo de llegar al centro es ir a pie o en una de las líneas de tranvía, que circulan nueve en Bratislava. En Eslovaquia, también circulan los llamados električky (tranvías) sólo en la capital y en la metrópoli del oriente, Košice.

Los tranvías se complementan con decenas de trolebuses y autobuses. Puede usarlos para desplazarte al centro de la ciudad si llega en un autobús amarrillo a la estación de Bratislava-Nivy. Si va a Bratislava por sólo unas horas, cómprese por ejemplo un billete por 3 horas, pagarás por ello 3,6 euros. ¿Te quedarás más días? El billete semanal cuesta menos de 12 euros.

Se dice que Bratislava es la metrópoli más pequeña. Si ya te cansa su bullicio, diríjase a contracorriente del río Danubio hasta el Castillo de Devín. Originalmente, puedes viajar al castillo por ejemplo en un barco. Los adultos por un billete de ida y vuelta pagarán 13 euros. Si decides ir más al sur, por ejemplo, hacia las esclusas de Komárno, podrás usar los trenes de RegioJet conectados al sistema de transporte público de Bratislava.

Bratislava: La testigo de los celtas y los romanos

La capital de Eslovaquia puede parecerle pequeña a alguien, pero definitivamente tiene algo que ofrecer. Siempre hay algo que hacer en Bratislava y siempre sucede algo interesante. Entonces no importa si se dirige a la ciudad por primera vez o por la milésima primera vez.

En el centro, diríjase a la Catedral de San Martín. Precisamente en este templo se coronaron previamente los reyes húngaros. Mientras caminas por el centro de la ciudad, no debes olvidarte de subir al Castillo de Bratislava, el punto dominante de la ciudad. Además de ver el enorme flujo del Danubio, verá principalmente el panorama de Petržalka, la urbanización más grande de Eslovaquia.

Sin embargo, el barrio en la ribera derecha del Danubio también esconde tesoros históricos y atracciones turísticas. En las huertas de Janko Kráľ, como un mirador de jardín, se coloca el original de la parte superior de la torre gótica de la Iglesia franciscana de la Anunciación del Señor, que encontrarás en el centro histórico de Bratislava. Porque amenazó con un colapso hace cien años, fue reemplazada por una copia.

Si desea relejarte del bullicio de la ciudad, diríjase a los lugares favoritos de la gente de Bratislava y los turistas – a la orilla del Danubio o a los embalses de Zlaté piesky. Te sentirás casi como en el Mediterráneo.