Tento web používá cookies k dosažení potřebné funkcionality. Dalším jeho použitím s tímto souhlasíte. Více informací
AZAFATOS A BORDO

París - cosas que hacer

París - cosas que hacer

París al alcance gracias al metro

Louvre, Versalles, el Arco del Triunfo y muchos otros monumentos parisienses. Aunque parezca, desde la cima de la torre Eiffel, como si estuvieran en la palma de vuestra mano, las tentaciones turísticas individuales están separadas por varios kilómetros. Entonces, ¿qué más necesita? Un billete para el transporte público.

Bajará del autobús amarillo de RegioJet o cerca de la Catedral Notre Dame o en la Rue du Château Landon. Vuestors primeros pasos probablemente le llevarán al metro. Tiene 14 líneas en París y es uno de los más grandes, más antiguos, más conocidos y más concurridos del mundo. Algunas de las estaciones frecuentadas están equipadas con planos eléctricos donde, después de elegir el lugar buscado, se iluminará la ruta más adecuada con todos los trasbordos eventuales. Los planos de metro se pueden solicitar de forma gratuita en todas las estaciones más grandes.

Ya sea que viajas a París por dos días o por una semana, vale la pena comprar el billete de Paris Visite, que es para los turistas.

Puede viajar tanto en metro como en trenes suburbanos o en autobús y teleférico a Montmartre. Todos los monumentos importantes se encuentran en las zonas 1, 2 y 3. Entonces, te bastará el billete básico, por un día cuesta 12 euros, por una semana casi 39 euros. En la compra, elige el número de días durante los cuáles lo va a usar, según ello se ajustará también el precio. Además, otros descuentos, como la entrada a los monumentos se vinculan a este billete.

París con la torre más famosa del mundo

Viajar a París no sucede todos los días. La ciudad del amor te recibirá con majestad, pero ¿qué hacer antes? ¿A dónde dirigirse? La atracción turística número uno es definitivamente la Torre Eiffel. Cuenta con esperar unas decenas de minutos en la cola para poder entrar. Vale la pena dirigirse aquí por la noche, cuando la Torre Eiffel está iluminada y tiene la posibilidad de ver París al atardecer.

Entre los agradables paseos de la noche se incluye también el paseo hacia la basílica de Sacré-Couer, es decir, el Sagrado Corazón de Jesús en Montmartre. Pero no espere que el ambiente sea tal como lo describen los libros sobre la historia del arte. Atrás quedaron las escenas como recortadas de la imagen de Toulose-Lautrec. Sentarse por la noche en los escalones frente a la catedral en estilo bizantino seguramente te cautivará, ofreciéndote una vista magnífica de la dormida París. Y quien no quiere dormir, el famoso Moulin Rouge está cerca de aquí.

Los museos de París, como el Louvre, evidentemente pertenecen entre los más buscados y más concurridos. Muchos museos y monumentos tienen el acceso gratuito el primer domingo de cada mes. Si planea el viaje con mucha antelación, intente mirar en el calendario.

Hay mucho qué ver en la capital francesa, sólo mire la lista de los monumentos locales inscritos en la lista de la UNESCO, encontrará entre ellos por ejemplo las orillas del Sena o el palacio real en el cercano Versalles ¿Sabe usted que la UNESCO tiene su sede en la ciudad del Sena?