Tento web používá cookies k dosažení potřebné funkcionality. Dalším jeho použitím s tímto souhlasíte. Více informací
AZAFATOS A BORDO

Liberec - cosas que hacer

Liberec - cosas que hacer

Liberec: Una Ciudad para los entusiastas de tranvías

Si llega a la ciudad en el norte de Bohemia con nuestro autobús amarrillo de RegioJet, bajará en el mismo corazón del transporte público de Liberec, en la terminal de Fügnerova. Si necesita alcanzar un sitio en Liberec, casi seguramente saldrá justo desde aquí.

En la ciudad podrás viajar en cuatro líneas de tranvía y varias docenas de conexiones de autobuses. Además de los tranvías clásicos, la empresa de transporte ocasionalmente pone en funcionamiento los tranvías históricos en las líneas 1 y 4, entonces, si eres aficionado al transporte, seguramente vale la pena buscar la información necesaria. La curiosidad de los tranvías locales no es el número de paradas, ni la longitud de las vías. Pero los tranvías en Liberec funcionan sobre dos anchos de vías: 1000 mm (líneas 1 y 2) y 1435 mm (líneas 5 y 11).

Cuando ya está en Liberec, puede viajar al cercano Jablonec nad Nisou. No es difícil en absoluto, las ciudades están conectadas por – una línea de tranvía. La vía entre la terminal Fügnerova y Jablonec nad Nisou, además pertenece entre los más interesantes de Chequia. Es de un solo carril, con cambio de vías, sale de la ciudad, a través de varias aldeas, bosques y prados.

El billete básico para una zona de tarifa le costará veinte coronas y puedes viajar con él durante 40 minutos, el fin de semana incluso una hora entera. Si te dirije a Jablonec, pagará por una hora y media casi 40 coronas. La empresa de transporte de Liberec, sin embargo, ofrece también los billetes de todo el día, y eso incluso en una edición turística especial que, con un certificado apropiado, le costarán solamente las cincuenta coronas al día.

Liberec: Ciudad a la sombra del famoso transmisor

Al centro de Liberec puedes llegar gracias a los autobuses amarrillos de RegioJet, pero ¿a dónde dirigirse después? Uno se los símbolos de la ciudad en Podještědí es el ayuntamiento local en la Plaza de Dr. E. Beneš. La experiencia es ver el edificio histórico del siglo XIX especialmente por la tarde, cuando está mágicamente iluminado.

En el centro de la ciudad también encontrarás la atracción local más interesante: Valdštejnské domky (las casitas de Valdštejn). Aunque surgieron mucho después de la muerte de Albrecht von Wallenstein, llevan precisamente su nombre. Recuerdan los edificios originales en Novoměstské náměstí (la Plaza de la Ciudad Nueva), que fueron creados bajo la administración de la ciudad de Albrecht. Estas tres casas se mantuvieron sin cambios en su lugar.

Al visitar Liberec, todo el mundo espera que dominará con vista el panorama de la ciudad desde la dominante local, el pico de Ještěd. Aquí también encontrará la mayor atracción de la región local; El pico de Ještěd está decorado con un transmisor de televisión característico con el hotel. Ya sea que subes al pico en un teleférico o te diriges allí a pie, incluso si no hiciera buen tiempo, la visita misma del transmisor es una experiencia. La construcción empezó a crecer en los años sesenta del siglo pasado, y algunas técnicas de construcción se utilizaron en la práctica por primera vez en todo el mundo. Con razón el transmisor es un monumento cultural nacional que, al mismo tiempo, es otro candidato checo para inscribirse en la lista de la UNESCO.