Tento web používá cookies k dosažení potřebné funkcionality. Dalším jeho použitím s tímto souhlasíte. Více informací
AZAFATOS A BORDO

Český Krumlov - cosas que hacer

Český Krumlov - cosas que hacer

Desde el autobús directamente a la historia de Český Krumlov

Desde el nuestro autobús amarrillo podrá bajar directamente cerca del parque del palacio en la parada de Špičák. Si quiere pasear, baja en la estación de autobuses. Sin embargo, le falta hacer solamente unos pasos para ver los monumentos históricos con la etiqueta de la UNESCO. Český Krumlov es una ciudad pequeña y su belleza disfrutarás mejor si camina por sus pintorescas calles.

La mejor temporada para un paseo así es la primavera o el otoño. Si no le importan las multitudes de turistas todavía inflados por el número de canoeros que se dirigen a Český Krumlov por el río Moldava, diríjase a esta perla del sur de Bohemia con calma en verano. También, echa un vistazo al calendario de festivales de Krumlov, la ciudad acoge varios de ellos y a cientos de visitantes durante el año.

Si sus piernas ya le empiezan a doler, podrás utilizar una de las tres líneas del transporte público. Generalmente, las tarifas cuestan a eso de las veinte coronas, dependiendo de lo lejos que viaje. Y las tres líneas de autobuses se cruzan sólo en la estación de autobuses de Český Krumlov, cerca del centro de la ciudad, desde donde salen a otras paradas.

Český Krumlov: La isla de la historia en el meandro del Moldava

¿Qué hacer en Český Krumlov? Simplemente relajarse y disfrutar del ambiente de la pintoresca ciudad histórica. Desde el año 1992 también está inscrita en la lista de la UNESCO. Nada en ella está tan lejos como para agotarse del camino y, al mismo tiempo, hay miles de posibilidades dónde dirigirse.

Lo mejor que puede hacer es dirigir tus primeros pasos al castillo y el palacio de Krumlov. Es el segundo complejo de castillo y palacio más grande de la República Checa, que se divide en cinco patios. Encontrarás en él, por ejemplo, un teatro barroco del palacio, uno de los pocos teatros barrocos conservados en todo el mundo, que se estableció en el año 1691.

Una de las principales atracciones del castillo local son los osos locales. Se crían en el castillo ya desde hace más de 400 años. En la actualidad, en el foso del castillo entre los patios primero y segundo corren las osas Catalina y María Teresa.

La propia ciudad se compone de varias partes. La ciudad interior llena de casas góticas y renacentistas está rodeada por el meandro del río Moldava. El sistema de calles locales no ha cambiado desde el establecimiento de la ciudad. La segunda parte es el antiguo barrio llamado Latrán. La última es el llamado Plešivec.

Durante la visita de la ciudad, observa los diversos escudos y emblemas genéricos en los edificios históricos. La mayoría de las veces verás la rosa de cinco pétalos de los Rosenberg del Sur de Bohemia, el símbolo omnipresente que dio su nombre también al mayor evento cultural de Krumlov, el Festival de la rosa de cinco pétalos.