Tento web používá cookies k dosažení potřebné funkcionality. Dalším jeho použitím s tímto souhlasíte. Více informací

Praga - cosas que hacer

Praga - cosas que hacer

En tren y también en autobús. Cuenta las torres de la Praga de cien torres

Praga es el nudo de transporte más grande de la República Checa. Ya sea que llega a la metrópolis con nuestro autobús amarillo o el tren de RegioJet, podrá llegar fácilmente a la estación de transporte público. En la estación de autobuses de Florenc, rápidamente podrá elegir entre dos líneas de metro, en la estación principal de trenes hay una. Justo en la próxima estación, aunque vaya en cualquier dirección, sin embargo, podrá cambiar de línea.

El metro, la columna vertebral del sistema de transporte público de Praga, proporciona un total de tres líneas, marcadas con letras A, B y C. En el centro de la ciudad se cruzan las tres. Gracias a ellas, podrá llegar rápidamente casi a cualquier lugar.

Las 25 líneas de tranvía complementan la única red de metro en la República Checa. El recorrido en tranvía toma más tiempo, pero muchas veces es básicamente panorámico.

El billete de ún solo uso cuesta 24 coronas, si planea descubrir monumentos en Praga y permanecer, por ejemplo, durante todo el fin de semana, valdrá la pena comprar el billete de tres días por 320 coronas. Todos los billete, incluso los de corto tiempo, están limitados sólo por el tiempo, no por el número de trasbordos.

Cabe destacar también un sistema de trasbordadores en el río Moldava, a lo largo de todo el territorio de Praga cruzan el río todos los días en siete rutas diferentes. Podrá abordar usando un billete de transporte público. Con el mismo billete, en Praga puede montar el funicular hasta el conocido mirador de Petřín.

Praga, madre de las ciudades

Ya sea que consulte cualquier guía turístico de Praga, le recomendará a descubrir el centro de la ciudad en la orilla derecha del río Moldava, la Plaza de la Ciudad Vieja y las calles circundantes, y continuar a través del río por el puente de Carlos a la Ciudad Pequeña, desde donde puede subir a uno de los complejos de castillos más grandes del mundo. Qué hacer en Praga por lo tanto debería estar claro: ver todos los destinos turísticos, gracias a los cuales la metrópolis checa llegó a la lista de los monumentos de la UNESCO.

Si este recorrido clásico no lo emocionó, trate de descubrir Praga de una forma un poco diferente. No tiene que evitar la Ciudad Vieja, entre sus atractivos turísticos, que no debes perder, se incluye el Barrio Judío. Los judíos se asentaron aquí ya en el siglo X y el gueto judío tenía más de 18.000 habitantes. Puedes visitar la sinagoga y el cementerio judío.

Cabe destacar el barrio de Holešovice. El antiguo barrio industrial en los últimos años básicamente ha cambiado en galería. Encontrará aquí una variedad de los monumentos modernos y puntos de encuentro como el Palacio de exposiciones de la Galería nacional, Centro del arte contemporáneo DOX, muchas cafeterías y pubs, complejo del Recinto Ferial de Praga y el parque popular de Stromovka, el espacio más verde de Praga.

Si desea servirse una buena comida y sentarse fuera de las multitudes de turistas, diríjase a Žižkov. El barrio también es popular entre los locales y en los pubs y bares de la zona, hay mucha diversión también por la noche, además a precios más agradables que los turísticos en el mismo centro.

AZAFATOS A BORDO
RESERVA DE ASIENTO GRATIS
CAMBIAR/CANCELAR BILLETE GRATIS 15 MINUTOS ANTES DE LA SALIDA
PUNTUALIDAD O PRECIO INFERIOR GARANTÍA DE LLEGADA PUNTUAL