Tento web používá cookies k dosažení potřebné funkcionality. Dalším jeho použitím s tímto souhlasíte. Více informací

Ostrava - cosas que hacer

Ostrava - cosas que hacer

Descubra la belleza del panorama de hierro de Ostrava

“El Señor repartió toda la belleza a otras ciudades, los barcos de vapor en los ríos y las damas cosidas en el atlas. Ostrava, Ostrava, un corazón rojo, un destino sellado,” canta el bardo silesio, Jaromír Nohavica, en una de sus canciones sobre la metrópoli de la Moravia del Norte. Ostrava es de verdad una ciudad llena de chimeneas y edificios industriales: se pueden ver ya a la llegada a la ciudad, ya sea que llegue en autobús o en tren amarrillo.

Los trenes amarillos de RegioJet le llevarán directamente al centro de la vida nocturna de Ostrava, es que se detienen en la parada de Ostrava-Stodolní. Hay decenas de bares, restaurantes y clubes en la famosa calle y en sus inmediaciones, que se llenan principalmente los fines de semana. Ni siquiera se aburrirás un día laborable.

Si va a cualquier lugar en Ostrava, seguramente lo más cómodo será viajar con el transporte público urbano. Una amplia red de tranvías, autobuses y trolebuses además tiene billetes mas económicos los fines de semana, días festivos y durante las vacaciones de verano. Un billete de todo el día normalmente le costará 200 coronas mientras que por la misma cantidad viajarán 5 personas los fines de semana, los días festivos y las vacaciones, dos de las cuales pueden ser mayores de 15 años. ¿Consejo para una excursión familiar? Recientemente, además puedes pagar tarifas también con tarjetas sin contacto directamente en vehículos de transporte público.

A Ostrava por los monumentos y la vida nocturna

La vida en Ostrava se para por sólo una semana al año, cuando alberga el mayor festival de música nacional. Aunque no hay monumentos de la UNESCO en el corazón de acero de la República, los consejos para viajar son suficientes.

Entre las atracciones turísticas más buscadas se incluyen la zona inferior de Vítkovice y las antiguas ferrerías locales. La mina de carbón de Hlubina, la planta de coque contigua y el alto horno están inscritos en la Lista del Patrimonio Cultural Europeo. El área local única ha sido apodada Ostravské Hradčany ya desde la época de la Primera República.

Justo el panorama de los edificios industriales se ha convertido en un típico pueblo minero. Por ejemplo, puede ser dominado con la vista desde la pila de escombros de Ema, que se levanta a orillas del Ostravice en Ostrava de Silesia. Se compone de alrededor de un millón de toneladas de ganga extraída de las minas locales y se fundó ya antes del año 1920; Es un monumento a la historia de la minería. En su interior, la pila de escombros de Ema se sigue trabajando, los materiales arden, y en su superficie hace tal calor que allí durante todo el año crece la hierba.

Si todavía no sabe qué hacer en la metrópoli de Silesia, diríjase a la calle Stodolní, que es una de las principales atracciones de la ciudad. Se convirtió en un fenómeno que la gente conoce por toda Chequia. Hay decenas de bares, restaurantes y clubes en la propia calle y en sus inmediaciones, que se llenan principalmente los fines de semana. Ni siquiera se aburrirá un día laborable. Directamente a por la vida nocturna te llevarán por ejemplo los trenes amarillos de RegioJet que paran en la cercana parada de Ostrava-Stodolní.

AZAFATOS A BORDO
RESERVA DE ASIENTO GRATIS
CAMBIAR/CANCELAR BILLETE GRATIS 15 MINUTOS ANTES DE LA SALIDA
PUNTUALIDAD O PRECIO INFERIOR GARANTÍA DE LLEGADA PUNTUAL