Tento web používá cookies k dosažení potřebné funkcionality. Dalším jeho použitím s tímto souhlasíte. Více informací

Jihlava - cosas que hacer

Jihlava - cosas que hacer

Jihlava: La ciudad entretejida por catenarias

Jihlava, una parada a medio camino entre Praga y Brno, es un tal cruce de caminos de Vysočina. En la estación de autobuses local donde bajarás del autobús amarrillo de RegioJet, suele haber bullicio. Justo desde aquí podrá explorar la ciudad histórica de Jihlava y sus alrededores.

La capital de la región de Vysočina está cruzada por siete líneas de trolebuses. A finales de los años 40 del siglo pasado reemplazaron los tranvías. Simplemente eran más prácticos. Los trolebuses cruzan principalmente una parte de la ciudad en el lado derecho del río Jihlava, la red está complementada por líneas de autobuses. Todos los autobuses y trolebuses circulan a intervalos regulares de doce minutos, que son fáciles de recordar. Cada año, 14 millones de pasajeros viajan con ellos.

Si viaja en transporte público cuatro paradas como máximo, pagará sólo 10 coronas por el billete, para más tramos, tendrá que pagar 6 coronas más. Y, ¡cuidado! Es preferible comprar el billete en un estanco u otro lugar de venta con antelación, es que los precios están más altos al conductor. En algunas paradas hay máquinas expendedoras de billetes donde es posible pagar también con una tarjeta de pago sin contacto. En el futuro, el ayuntamiento de Jihlava quiere introducir esta opción directamente en autobuses o trolebuses.

Jihlava: El centro del triángulo de la UNESCO

Jihlava es el centro de Vysočina. Y no sólo geográfico y administrativo, sino también histórico. Desde la Edad Media, fue un importante centro minero, donde se extraía la plata. El centro se compone principalmente de una gran plaza, que se estableció en la época de Otakar II de Bohemia y sigue siendo uno de los más grandes de toda la República Checa. Seguramente te cautivarán también las callejuelas en su alrededor. En ellas se esconden muchos monumentos locales. Las atracciones turísticas más populares incluyen el cinturón de las murallas bien conservado que rodeaba la ciudad ya en la Edad Media.

Las atracciones absolutamente más populares son, sin embargo, las catacumbas locales, en las que, según dicen, aparecen fantasmas. Los corredores tienen una longitud de 25 kilómetros, así que es el segundo laberinto subterráneo más largo de la República Checa. La excavación de los corredores fue llevada a cabo por los mineros locales desde el siglo XIV, y su trabajo fue apreciado por la gente, por ejemplo, durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los corredores sirvieron como refugio antiaéreo. En la actualidad, unos 10 kilómetros del túnel son accesibles al público.

Jihlava, como el corazón de Vysočina, se encuentra en medio del llamado triángulo de la UNESCO. Desde la ciudad, en seguida podrás ir a tres monumentos de la Lista del Patrimonio Mundial. El tren le llevará a Třebíč, donde encontrará la Basílica de San Procopio conservada y el barrio judío. O puede ir en autobús al norte a Zelená hora (Monte verde) de Santini en Ždár nad Sázavou o al sur hacia Telč donde le fascinarán la plaza y el castillo encantadores. La lista de los monumentos en esta pequeña ciudad podría incluir algunas páginas.

AZAFATOS A BORDO
RESERVA DE ASIENTO GRATIS
CAMBIAR/CANCELAR BILLETE GRATIS 15 MINUTOS ANTES DE LA SALIDA
PUNTUALIDAD O PRECIO INFERIOR GARANTÍA DE LLEGADA PUNTUAL