Tento web používá cookies k dosažení potřebné funkcionality. Dalším jeho použitím s tímto souhlasíte. Více informací

A través de Checoslovaquia

DESTINO
Czechia, Slovakia
INICIO/FIN
Prague/Košice
PARADAS
Prague, Ostrava, Poprad, Košice
NÚMERO DE DÍAS
4 days
TRANSPORTE
by train
TIEMPO DE TRANSPORTE
Prague - Ostrava: 3:13 h, Ostrava - Poprad: 3:45 h, Poprad - Košice: 1:12 h = 8:10 h
PRECIO TOTAL DESDE
Prague - Ostrava: 5,50 €, Ostrava - Poprad: 10,60 €, Poprad - Košice: 2,40 € = 18,50 €
ESTUDIANTES Y MAYORES
Prague - Ostrava: 1,30 €, Ostrava - Poprad: 8,30 €, Poprad - Košice: 1,20 €/2 € = students 10,80 €/seniors 11,60 €
AZAFATOS A BORDO
RESERVA DE ASIENTO GRATIS
CAMBIAR/CANCELAR BILLETE GRATIS 15 MINUTOS ANTES DE LA SALIDA
PUNTUALIDAD O PRECIO INFERIOR GARANTÍA DE LLEGADA PUNTUAL

Praga - cosas que hacer

Praga - cosas que hacer

En tren y también en autobús. Cuenta las torres de la Praga de cien torres

Praga es el nudo de transporte más grande de la República Checa. Ya sea que llega a la metrópolis con nuestro autobús amarillo o el tren de RegioJet, podrá llegar fácilmente a la estación de transporte público. En la estación de autobuses de Florenc, rápidamente podrá elegir entre dos líneas de metro, en la estación principal de trenes hay una. Justo en la próxima estación, aunque vaya en cualquier dirección, sin embargo, podrá cambiar de línea.

El metro, la columna vertebral del sistema de transporte público de Praga, proporciona un total de tres líneas, marcadas con letras A, B y C. En el centro de la ciudad se cruzan las tres. Gracias a ellas, podrá llegar rápidamente casi a cualquier lugar.

Las 25 líneas de tranvía complementan la única red de metro en la República Checa. El recorrido en tranvía toma más tiempo, pero muchas veces es básicamente panorámico.

El billete de ún solo uso cuesta 24 coronas, si planea descubrir monumentos en Praga y permanecer, por ejemplo, durante todo el fin de semana, valdrá la pena comprar el billete de tres días por 320 coronas. Todos los billete, incluso los de corto tiempo, están limitados sólo por el tiempo, no por el número de trasbordos.

Cabe destacar también un sistema de trasbordadores en el río Moldava, a lo largo de todo el territorio de Praga cruzan el río todos los días en siete rutas diferentes. Podrá abordar usando un billete de transporte público. Con el mismo billete, en Praga puede montar el funicular hasta el conocido mirador de Petřín.

Praga, madre de las ciudades

Ya sea que consulte cualquier guía turístico de Praga, le recomendará a descubrir el centro de la ciudad en la orilla derecha del río Moldava, la Plaza de la Ciudad Vieja y las calles circundantes, y continuar a través del río por el puente de Carlos a la Ciudad Pequeña, desde donde puede subir a uno de los complejos de castillos más grandes del mundo. Qué hacer en Praga por lo tanto debería estar claro: ver todos los destinos turísticos, gracias a los cuales la metrópolis checa llegó a la lista de los monumentos de la UNESCO.

Si este recorrido clásico no lo emocionó, trate de descubrir Praga de una forma un poco diferente. No tiene que evitar la Ciudad Vieja, entre sus atractivos turísticos, que no debes perder, se incluye el Barrio Judío. Los judíos se asentaron aquí ya en el siglo X y el gueto judío tenía más de 18.000 habitantes. Puedes visitar la sinagoga y el cementerio judío.

Cabe destacar el barrio de Holešovice. El antiguo barrio industrial en los últimos años básicamente ha cambiado en galería. Encontrará aquí una variedad de los monumentos modernos y puntos de encuentro como el Palacio de exposiciones de la Galería nacional, Centro del arte contemporáneo DOX, muchas cafeterías y pubs, complejo del Recinto Ferial de Praga y el parque popular de Stromovka, el espacio más verde de Praga.

Si desea servirse una buena comida y sentarse fuera de las multitudes de turistas, diríjase a Žižkov. El barrio también es popular entre los locales y en los pubs y bares de la zona, hay mucha diversión también por la noche, además a precios más agradables que los turísticos en el mismo centro.

Ostrava - cosas que hacer

Ostrava - cosas que hacer

Descubra la belleza del panorama de hierro de Ostrava

“El Señor repartió toda la belleza a otras ciudades, los barcos de vapor en los ríos y las damas cosidas en el atlas. Ostrava, Ostrava, un corazón rojo, un destino sellado,” canta el bardo silesio, Jaromír Nohavica, en una de sus canciones sobre la metrópoli de la Moravia del Norte. Ostrava es de verdad una ciudad llena de chimeneas y edificios industriales: se pueden ver ya a la llegada a la ciudad, ya sea que llegue en autobús o en tren amarrillo.

Los trenes amarillos de RegioJet le llevarán directamente al centro de la vida nocturna de Ostrava, es que se detienen en la parada de Ostrava-Stodolní. Hay decenas de bares, restaurantes y clubes en la famosa calle y en sus inmediaciones, que se llenan principalmente los fines de semana. Ni siquiera se aburrirás un día laborable.

Si va a cualquier lugar en Ostrava, seguramente lo más cómodo será viajar con el transporte público urbano. Una amplia red de tranvías, autobuses y trolebuses además tiene billetes mas económicos los fines de semana, días festivos y durante las vacaciones de verano. Un billete de todo el día normalmente le costará 200 coronas mientras que por la misma cantidad viajarán 5 personas los fines de semana, los días festivos y las vacaciones, dos de las cuales pueden ser mayores de 15 años. ¿Consejo para una excursión familiar? Recientemente, además puedes pagar tarifas también con tarjetas sin contacto directamente en vehículos de transporte público.

A Ostrava por los monumentos y la vida nocturna

La vida en Ostrava se para por sólo una semana al año, cuando alberga el mayor festival de música nacional. Aunque no hay monumentos de la UNESCO en el corazón de acero de la República, los consejos para viajar son suficientes.

Entre las atracciones turísticas más buscadas se incluyen la zona inferior de Vítkovice y las antiguas ferrerías locales. La mina de carbón de Hlubina, la planta de coque contigua y el alto horno están inscritos en la Lista del Patrimonio Cultural Europeo. El área local única ha sido apodada Ostravské Hradčany ya desde la época de la Primera República.

Justo el panorama de los edificios industriales se ha convertido en un típico pueblo minero. Por ejemplo, puede ser dominado con la vista desde la pila de escombros de Ema, que se levanta a orillas del Ostravice en Ostrava de Silesia. Se compone de alrededor de un millón de toneladas de ganga extraída de las minas locales y se fundó ya antes del año 1920; Es un monumento a la historia de la minería. En su interior, la pila de escombros de Ema se sigue trabajando, los materiales arden, y en su superficie hace tal calor que allí durante todo el año crece la hierba.

Si todavía no sabe qué hacer en la metrópoli de Silesia, diríjase a la calle Stodolní, que es una de las principales atracciones de la ciudad. Se convirtió en un fenómeno que la gente conoce por toda Chequia. Hay decenas de bares, restaurantes y clubes en la propia calle y en sus inmediaciones, que se llenan principalmente los fines de semana. Ni siquiera se aburrirá un día laborable. Directamente a por la vida nocturna te llevarán por ejemplo los trenes amarillos de RegioJet que paran en la cercana parada de Ostrava-Stodolní.

Poprad - cosas que hacer

Poprad - cosas que hacer

En tren hasta las estribaciones de las altas montañas

¿Quiere olvidarse de todo y disfrutar del panorama de las majestuosas montañas? Súbase al tren amarillo y dirígase con nosotros a Poprad, una ciudad al pie de los Tatry eslovacos. Desde el tren de RegioJet subirás a la estación principal de trenes en el centro de la ciudad.

Si desea ver Poprad antes de ir a una aventura de montaña, puede ir a pie o en autobuses locales. En los cuales podrá comprar un billete con el conductor. Pagará 70 céntimos por el ticket. Si viaja por ejemplo con equipo de invierno (trineo, esquís, raquetas de nieve) u otro equipaje voluminoso, pagará otros 30.

Una vez que se canse del ajetreo de la cuidad, vuelva a subir al tren. Directamente desde Poprad, dos líneas de los ferrocarriles eléctricos de Tatra se dirigen al corazón cercano de las altas montañas, por ejemplo, a Štrbské Pleso. Una experiencia para todos, no sólo para los amantes de los trenes, será montar un tren de cremallera que sube de Štrba al lago de montaña mencionado. Desde Poprad, también hay conexiones de autobús hasta los Tatras, algunas de las cuales continúan más allá de las fronteras de Eslovaquia. También puede dirigirse al cercano centro polaco de Zakopané que se conoce principalmente para aficionados a los saltos de esquí.

Cerca de la ciudad de Poprad incluso se encuentra el aeropuerto internacional de Tatras que es uno de los más pequeños y se usa principalmente en la temporada de invierno.

Poprad: La vida en Tatras en la palma de la mano

Aunque Poprad para muchas personas es una ciudad pequeña, tiene muchas cosas que ofrecer a sus visitantes. Si pasa por ahí no huya enseguida.

Si te atrae la historia y quiere sentirse un rato como si estuvieras en una máquina del tiempo, diríjase a su parte local, Spišská Sobota. Desde el año 1950, el centro local está protegido como una reserva urbana memorial. La plaza del pueblo con el ayuntamiento y la iglesia están rodeadas por casas urbanas. Ya desde la Edad Media, la parte actual de Poprad ha sido una ciudad ferial importante y centro de artesanos.

La historia de Poprad y los monumentos locales están relacionados principalmente con las altas montañas eslovacas cercanas, las Tatras. Si quisiera convergerse  de ello, la interconexión de los habitantes locales con las montañas recordará por ejemplo la Galería de Tatras donde recibirá toda la información turística necesaria. En las colecciones, encontrará el arte inspirado en la temática de Tatras, la producción de los artistas locales regionales y los autores contemporáneos del este de Eslovaquia.

Fácilmente, usted también puede descubrir lo que les inspiró. Basta con subir al autobús o tren en Poprad y dirigirse directamente hacia las montañas. Tener  los Tatras a la vista, simplemente invita a viajar.

Košice - cosas que hacer

Košice - cosas que hacer

¿El transporte público más viejo de Eslovaquia? Tome un transporte en Košice

¿Qué Eslovaquia del este y su metrópolis Košice está lejos para usted? Todavía no ha ido en nuestro tren amarillo. En la comodidad de nuestros vehículos, el viaje le pasará muy rápido y ya bajará en la plataforma de la estación de trenes en Košice.

¿Y dónde entonces? Košice está cruzada por varias líneas de autobús y también de tranvías. El transporte de tranvía opera en Košice ya desde los finales del siglo XIX y, por lo tanto, es el más antiguo de toda Eslovaquia. En la actualidad, la ciudad está entrelazada con 34 kilómetros de vías.

Justo delante de la estación de trenes, encontraráa el nudo de tranvías, desde donde puedes emprender un viaje a través de Košice. A dos paradas de distancia se encuentra la Plaza de los Libertadores, el cruce principal de Košice. Sin embargo, si está cansado después de haber viajado en tren, relájese antes de explorar el centro del este de Eslovaquia en el cercano parque municipal.

Si planea viajar 4 estaciones, como máximo, cómprate un billete por 50 céntimos, será suficiente. Sin embargo, si desea ver también los rincones apartados de Košice, cómprate un billete de todo el día por 3,2 euros o un semanal por 10 euros. Así que pide los billete especiales para turistas.

Planee  el viaje con antelación y el adquiera el billete por ejemplo en un estanco. Al conductor del vehículo, comprará solamente un ticket por 60 minutos y tiene que tener un efectivo exacto de 1 euro.

La catedral más grande de Eslovaquia se busca en Košice

Košice es la segunda ciudad más grande de Eslovaquia, y como tal, ha desempeñado un papel importante en la historia de Hungría. La ciudad está entretejida de los enlaces a la historia húngara. El más interesante de ellos es sin duda Rodošto. A primera vista, una casa inusual sirve como monumento al prominente noble húngaro, Francisco Rákoczi II. Fue construida en los años 30 del siglo XX como una réplica de una casa de la ciudad turca del mismo nombre, donde el líder del levantamiento de los estados húngaros vivió durante su exilio en los años de 1720 a 1735. En la actualidad, encontrará en ella un museo, así como en el cercano Bastión del Verdugo y la cárcel de Nicolás, con los que forma en conjunto un complejo de museos.

Entre las atracciones turísticas más visitadas de Košice se incluye la calle principal. Hay básicamente todo lo importante que no debe perderte en la ciudad. Se extiende desde la Plaza de los Libertadores hasta la Plaza de la Maratón de la Paz. El lugar más solicitado es, sin embargo, la catedral gótica más oriental de toda la Europa y, al mismo tiempo, la más grande de Eslovaquia, la Catedral de Santa Isabel. Tu atención merece también la Capilla de San Miguel y la Torre de Urbano, el campanario original de la catedral, que están al lado.

Quien quiera conocer también otra cara de Košice, puede dirigirse a la urbanización de Luník IX., donde se encuentra el mayor gueto de Eslovaquia. Pero con los músicos romaníes te encontrarás en Košice a cada paso.

Alojamiento y transporte