Tento web používá cookies k dosažení potřebné funkcionality. Dalším jeho použitím s tímto souhlasíte. Více informací

Costumbres sagradas

DESTINO
Germany, Czechia, France
INICIO/FIN
Berlin/Paris
PARADAS
Berlin, Prague, Paris
NÚMERO DE DÍAS
3 days
TRANSPORTE
by bus
TIEMPO DE TRANSPORTE
Berlin - Prague: 4:40 h, Prague - Paris: 14:05 h = 18:45 h
PRECIO TOTAL DESDE
Berlin - Prague: 15 €, Prague - Paris: 19 € = 34 €
ESTUDIANTES Y MAYORES
Berlin - Prague: 15 €, Prague - Paris: 19 € = 34 €
AZAFATOS A BORDO
RESERVA DE ASIENTO GRATIS
CAMBIAR/CANCELAR BILLETE GRATIS 15 MINUTOS ANTES DE LA SALIDA
PUNTUALIDAD O PRECIO INFERIOR GARANTÍA DE LLEGADA PUNTUAL

Berlín - cosas que hacer

Berlín - cosas que hacer

Paraíso de los ciclistas – ¡Berlín!

A sólo pocas horas de la frontera checa te esperan las ciudades alemanas llenas de historia y entretenimiento. La reina entre ellas (LAS ciudades) es la metrópoli alemana, Berlín. Llegará después de unas cuantas horas de viaje en el autobús amarrillo de RegioJet.

El autobús desde luego reemplazara inmediatamente por el transporte público. Aunque algunas distancias puedan parecer cortas en el mapa, si realmente quiere llegar a conocer la ciudad muy bien, definitivamente use el transporte público. Un billete regular cuesta 2,1 euros. Seguramente, merecerá la pena inmediatamente comprar la llamada Berlin Welcome Card. El Abono para el transporte público es válido por hasta 5 días y, obtendrá un descuento de 50% en algunas de las atracciones de la ciudad. La lista de los 140 lugares donde la tarjeta es válida, encontrará en la página web de www.bvisitberlin.de.

Hay innumerables modos de transporte en Berlín. Desde el metro U-bahn (le llevará incluso al aeropuerto), los trenes suburbanos de S-bahn hasta los metro-tranvías, los metrobuses y barcos e incluso tranvías.

¡Y atención! ¡Berlín es una ciudad de ciclistas! Si se cansa de viajar en transporte público y te sientes físicamente en forma, alquila una bicicleta. Berlín incluso tiene condiciones técnicas para este tipo de transporte. La ciudad se sitúa en un plano y casi todas las aceras también tienen un carril para bicicletas. La lista de los 140 lugares donde la tarjeta es válida, encontrarás en la página web de www.bvisitberlin.de.

Berlín unificado: Curry domina sobre miles de sabores

¿Qué hacer en Berlín? Puedes pensarlo por ejemplo mientras subes a la torre de televisión de Berlín, literalmente la principal atracción de la metrópoli alemana. Seguramente la encontrarás, se puede ver desde cualquier lugar. Si aun así deseas consejos, puedes empezar después de bajar del autobús en una parada casi obligatoria: la calle Unter den Linden y la Puerta de Brandenburgo, símbolo de Alemania.

Un recordatorio de tiempos pasados es la última parte en pie del Muro de Berlín. Se convirtió en la East Side Gallery. Definitivamente no debe perderte ni el antiguo cruce de fronteras de Checkpoint Charlie.

Si es usted un cazador de monumentos, no olvide de aquellos inscritos en la lista de la UNESCO. En la isla de los museos, podrá visitar en seguida los cinco. Hazte una parada en uno de los complejos de viviendas de la época de la República de Weimar. También merece la pena viajar a la cercana Postdam, al parque de Sanssouci, donde se encuentra la antigua residencia de verano de Hohenzollern, una popular atracción turística.

¿Se le ha acabado la inspiración, no sabe qué hacer y le gustaría divertirse un poco? Dirígete a Mauerpark. Todos los domingos hay fiestas de karaoke gratuitas en las que puede participar. Recibirá aplausos tormentosos por ello. Y no olvides empacarte algo para hacer un picnic. Por ejemplo, un típico currywurst berlinés. Sobre la historia de este plato y muchas otras delicias alemanas aprenderá en el Museo de Currywurst.

Praga - cosas que hacer

Praga - cosas que hacer

En tren y también en autobús. Cuenta las torres de la Praga de cien torres

Praga es el nudo de transporte más grande de la República Checa. Ya sea que llega a la metrópolis con nuestro autobús amarillo o el tren de RegioJet, podrá llegar fácilmente a la estación de transporte público. En la estación de autobuses de Florenc, rápidamente podrá elegir entre dos líneas de metro, en la estación principal de trenes hay una. Justo en la próxima estación, aunque vaya en cualquier dirección, sin embargo, podrá cambiar de línea.

El metro, la columna vertebral del sistema de transporte público de Praga, proporciona un total de tres líneas, marcadas con letras A, B y C. En el centro de la ciudad se cruzan las tres. Gracias a ellas, podrá llegar rápidamente casi a cualquier lugar.

Las 25 líneas de tranvía complementan la única red de metro en la República Checa. El recorrido en tranvía toma más tiempo, pero muchas veces es básicamente panorámico.

El billete de ún solo uso cuesta 24 coronas, si planea descubrir monumentos en Praga y permanecer, por ejemplo, durante todo el fin de semana, valdrá la pena comprar el billete de tres días por 320 coronas. Todos los billete, incluso los de corto tiempo, están limitados sólo por el tiempo, no por el número de trasbordos.

Cabe destacar también un sistema de trasbordadores en el río Moldava, a lo largo de todo el territorio de Praga cruzan el río todos los días en siete rutas diferentes. Podrá abordar usando un billete de transporte público. Con el mismo billete, en Praga puede montar el funicular hasta el conocido mirador de Petřín.

Praga, madre de las ciudades

Ya sea que consulte cualquier guía turístico de Praga, le recomendará a descubrir el centro de la ciudad en la orilla derecha del río Moldava, la Plaza de la Ciudad Vieja y las calles circundantes, y continuar a través del río por el puente de Carlos a la Ciudad Pequeña, desde donde puede subir a uno de los complejos de castillos más grandes del mundo. Qué hacer en Praga por lo tanto debería estar claro: ver todos los destinos turísticos, gracias a los cuales la metrópolis checa llegó a la lista de los monumentos de la UNESCO.

Si este recorrido clásico no lo emocionó, trate de descubrir Praga de una forma un poco diferente. No tiene que evitar la Ciudad Vieja, entre sus atractivos turísticos, que no debes perder, se incluye el Barrio Judío. Los judíos se asentaron aquí ya en el siglo X y el gueto judío tenía más de 18.000 habitantes. Puedes visitar la sinagoga y el cementerio judío.

Cabe destacar el barrio de Holešovice. El antiguo barrio industrial en los últimos años básicamente ha cambiado en galería. Encontrará aquí una variedad de los monumentos modernos y puntos de encuentro como el Palacio de exposiciones de la Galería nacional, Centro del arte contemporáneo DOX, muchas cafeterías y pubs, complejo del Recinto Ferial de Praga y el parque popular de Stromovka, el espacio más verde de Praga.

Si desea servirse una buena comida y sentarse fuera de las multitudes de turistas, diríjase a Žižkov. El barrio también es popular entre los locales y en los pubs y bares de la zona, hay mucha diversión también por la noche, además a precios más agradables que los turísticos en el mismo centro.

París - cosas que hacer

París - cosas que hacer

París al alcance gracias al metro

Louvre, Versalles, el Arco del Triunfo y muchos otros monumentos parisienses. Aunque parezca, desde la cima de la torre Eiffel, como si estuvieran en la palma de vuestra mano, las tentaciones turísticas individuales están separadas por varios kilómetros. Entonces, ¿qué más necesita? Un billete para el transporte público.

Bajará del autobús amarillo de RegioJet o cerca de la Catedral Notre Dame o en la Rue du Château Landon. Vuestors primeros pasos probablemente le llevarán al metro. Tiene 14 líneas en París y es uno de los más grandes, más antiguos, más conocidos y más concurridos del mundo. Algunas de las estaciones frecuentadas están equipadas con planos eléctricos donde, después de elegir el lugar buscado, se iluminará la ruta más adecuada con todos los trasbordos eventuales. Los planos de metro se pueden solicitar de forma gratuita en todas las estaciones más grandes.

Ya sea que viajas a París por dos días o por una semana, vale la pena comprar el billete de Paris Visite, que es para los turistas.

Puede viajar tanto en metro como en trenes suburbanos o en autobús y teleférico a Montmartre. Todos los monumentos importantes se encuentran en las zonas 1, 2 y 3. Entonces, te bastará el billete básico, por un día cuesta 12 euros, por una semana casi 39 euros. En la compra, elige el número de días durante los cuáles lo va a usar, según ello se ajustará también el precio. Además, otros descuentos, como la entrada a los monumentos se vinculan a este billete.

París con la torre más famosa del mundo

Viajar a París no sucede todos los días. La ciudad del amor te recibirá con majestad, pero ¿qué hacer antes? ¿A dónde dirigirse? La atracción turística número uno es definitivamente la Torre Eiffel. Cuenta con esperar unas decenas de minutos en la cola para poder entrar. Vale la pena dirigirse aquí por la noche, cuando la Torre Eiffel está iluminada y tiene la posibilidad de ver París al atardecer.

Entre los agradables paseos de la noche se incluye también el paseo hacia la basílica de Sacré-Couer, es decir, el Sagrado Corazón de Jesús en Montmartre. Pero no espere que el ambiente sea tal como lo describen los libros sobre la historia del arte. Atrás quedaron las escenas como recortadas de la imagen de Toulose-Lautrec. Sentarse por la noche en los escalones frente a la catedral en estilo bizantino seguramente te cautivará, ofreciéndote una vista magnífica de la dormida París. Y quien no quiere dormir, el famoso Moulin Rouge está cerca de aquí.

Los museos de París, como el Louvre, evidentemente pertenecen entre los más buscados y más concurridos. Muchos museos y monumentos tienen el acceso gratuito el primer domingo de cada mes. Si planea el viaje con mucha antelación, intente mirar en el calendario.

Hay mucho qué ver en la capital francesa, sólo mire la lista de los monumentos locales inscritos en la lista de la UNESCO, encontrará entre ellos por ejemplo las orillas del Sena o el palacio real en el cercano Versalles ¿Sabe usted que la UNESCO tiene su sede en la ciudad del Sena?

Alojamiento y transporte