Tento web používá cookies k dosažení potřebné funkcionality. Dalším jeho použitím s tímto souhlasíte. Více informací

A través de la República Checa

DESTINO
Czechia
INICIO/FIN
Prague/Kroměříž
PARADAS
Prague, Brno, Kroměříž
NÚMERO DE DÍAS
3 days
TRANSPORTE
by train, by bus
TIEMPO DE TRANSPORTE
Prague - Brno: 2:27 h, Brno - Kroměříž: 1:00 h = 3:27 h
PRECIO TOTAL DESDE
Prague - Brno: 3,90 €, Brno - Kroměříž: 3,60 € = 7,50 €
ESTUDIANTES Y MAYORES
Prague - Brno: 0,90 €, Brno - Kroměříž: 0,80 € = 1,70 €
AZAFATOS A BORDO
RESERVA DE ASIENTO GRATIS
CAMBIAR/CANCELAR BILLETE GRATIS 15 MINUTOS ANTES DE LA SALIDA
PUNTUALIDAD O PRECIO INFERIOR GARANTÍA DE LLEGADA PUNTUAL

Praga - cosas que hacer

Praga - cosas que hacer

En tren y también en autobús. Cuenta las torres de la Praga de cien torres

Praga es el nudo de transporte más grande de la República Checa. Ya sea que llega a la metrópolis con nuestro autobús amarillo o el tren de RegioJet, podrá llegar fácilmente a la estación de transporte público. En la estación de autobuses de Florenc, rápidamente podrá elegir entre dos líneas de metro, en la estación principal de trenes hay una. Justo en la próxima estación, aunque vaya en cualquier dirección, sin embargo, podrá cambiar de línea.

El metro, la columna vertebral del sistema de transporte público de Praga, proporciona un total de tres líneas, marcadas con letras A, B y C. En el centro de la ciudad se cruzan las tres. Gracias a ellas, podrá llegar rápidamente casi a cualquier lugar.

Las 25 líneas de tranvía complementan la única red de metro en la República Checa. El recorrido en tranvía toma más tiempo, pero muchas veces es básicamente panorámico.

El billete de ún solo uso cuesta 24 coronas, si planea descubrir monumentos en Praga y permanecer, por ejemplo, durante todo el fin de semana, valdrá la pena comprar el billete de tres días por 320 coronas. Todos los billete, incluso los de corto tiempo, están limitados sólo por el tiempo, no por el número de trasbordos.

Cabe destacar también un sistema de trasbordadores en el río Moldava, a lo largo de todo el territorio de Praga cruzan el río todos los días en siete rutas diferentes. Podrá abordar usando un billete de transporte público. Con el mismo billete, en Praga puede montar el funicular hasta el conocido mirador de Petřín.

Praga, madre de las ciudades

Ya sea que consulte cualquier guía turístico de Praga, le recomendará a descubrir el centro de la ciudad en la orilla derecha del río Moldava, la Plaza de la Ciudad Vieja y las calles circundantes, y continuar a través del río por el puente de Carlos a la Ciudad Pequeña, desde donde puede subir a uno de los complejos de castillos más grandes del mundo. Qué hacer en Praga por lo tanto debería estar claro: ver todos los destinos turísticos, gracias a los cuales la metrópolis checa llegó a la lista de los monumentos de la UNESCO.

Si este recorrido clásico no lo emocionó, trate de descubrir Praga de una forma un poco diferente. No tiene que evitar la Ciudad Vieja, entre sus atractivos turísticos, que no debes perder, se incluye el Barrio Judío. Los judíos se asentaron aquí ya en el siglo X y el gueto judío tenía más de 18.000 habitantes. Puedes visitar la sinagoga y el cementerio judío.

Cabe destacar el barrio de Holešovice. El antiguo barrio industrial en los últimos años básicamente ha cambiado en galería. Encontrará aquí una variedad de los monumentos modernos y puntos de encuentro como el Palacio de exposiciones de la Galería nacional, Centro del arte contemporáneo DOX, muchas cafeterías y pubs, complejo del Recinto Ferial de Praga y el parque popular de Stromovka, el espacio más verde de Praga.

Si desea servirse una buena comida y sentarse fuera de las multitudes de turistas, diríjase a Žižkov. El barrio también es popular entre los locales y en los pubs y bares de la zona, hay mucha diversión también por la noche, además a precios más agradables que los turísticos en el mismo centro.

Brno - cosas que hacer

Brno - cosas que hacer

El centro de Brno al alcance del autobús y del tren

En tren y en autobús amarillo llegará fácilmente a Brno. Y justo al centro de la metrópoli de Moravia del Sur. Desde el autobús RegioJet descenderá en una pequeña estación de autobuses cerca del Grandhotel, del tren en la estación de trenes cercana. Allí, dese cuenta especialmente del bello edificio histórico original. Si en el futuro, el transporte ferroviario se trasladará desde el centro de la ciudad, sólo visitará el edificio original si viaja en transporte público hacia ahí. Ahora también puede descansar bajo su techo en la sala de espera de RegioJet moderna.

El centro histórico de la ciudad verá mejor si sales de la estación andando. Sin embargo, si decides dirigirse a las zonas lejanas de Brno, el transporte público le servirá bien. La ciudad está cruzada por varias líneas de tranvía e innumerables trolebuses y autobuses. Pero cuidado con los severos revisores, pagará 20 coronas por un billete básico y podrá comprarlo en máquinas de billetes directamente en las paradas, los estancos o con conductor.

Los autobuses le llevarán también en las horas nocturnas. La ciudad está cruzada por una sofisticada red de los llamados búhos, desde la estación de trenes principal de Brno sale para todas las direcciones a cada hora completa. El autobús lo llevará incluso al aeropuerto local. En el futuro, el transporte ferroviario regular también debería dirigirse al aeropuerto.

Brno: Ciudad donde todo está al alcance

Casi todo lo importante para ver y saber sobre Brno, lo encontrará justo en el centro. La reserva de monumentos municipal está llena de iglesias y casas históricas que se relacionan con todo tipo de leyendas. No se pierda el antiguo Ayuntamiento viejo. Desde su torre podrás dominar con la vista todo el centro y también encontrarás aquí un centro de información que te proporcionará la información turística necesaria. Diríjase al cercano Zelný trh (Mercado de col). Además de una fuente única, hay un laberinto de corredores debajo de la plaza, abiertos al público recientemente.

Sobre el centro de la ciudad domina la Catedral de San Pedro y San Pablo, uno de los dos puntos dominantes de Brno. El otro es el castillo Špilberk en la colina opuesta.

Uno de los monumentos más importantes de Brno es la Villa Tugendhat, inscrita en la Lista de la UNESCO. La villa única está ubicada en el barrio de Černá Pole, uno de los muchos barrios residenciales de Brno, donde encontrarás muchos tesoros de la arquitectura moderna. Otro de esos barrios es el Pisárky cuya visita podrás terminar en el vasto recinto ferial de Brno.

Y si ya no sabe qué hacer, puede ir por ejemplo a la Represa de Brno. En verano, para relajarte en el agua o tomar un barco de vapor hasta el castillo de Veveří. Pertenece a los complejos de castillo más grandes de toda Chequia.

Kroměříž - cosas que hacer

Kroměříž - cosas que hacer

En Kroměříž, no te perderás gracias a las líneas circulares

Una hora viajando en nuestro autobús amarrillo desde Brno se extiende la ciudad histórica de Kroměříž. El autobús de RegioJet lo deja en la estación de autobuses local. Pateando, a través del río Morava, en unos minutos fácilmente podrá llegar al centro histórico de la ciudad, que rebosa de monumentos. O haga el viaje más fácil con el transporte público local.

La ciudad está cruzada por ocho líneas de autobuses. Excelentemente le servirán sobre todo las líneas con los números 3, 4 y 6. Ésas son circulares, si se extravía por casualidad en la ciudad pequeña de Haná, te volverán a llevar allí donde subiste a ellas. El billete siempre se debe comprar al conductor y es sólo válido para una conexión específica. La tarifa básica cuesta 13 coronas.

Si, Kroměříž le estará pequeña, desde las estaciones de autobuses o trenes te puedes ir a explorar sus alrededores. Por ejemplo, ve a descubrir la cercana Chropyně sobre la cual escriben ya las crónicas del siglo XIII o el museo etnográfico al aire libre en Rymice. Ése documenta la vida en Haná en los siglos XVIII y XIX. Se pueden ver aquí por ejemplo una herrería, las casas de campo, el molino de viento o la fortaleza. Los amantes de la naturaleza se deleitarán con el cercano paisaje ondulado de Chřiby, en los bosques locales puedes visitar por ejemplo los castillos de Cimburk o Buchlov.

Por los monumentos a las Atenas de Haná

Cuando se dirige al centro de Kroměříž, no puede perderte los lugares de interés locales. Qué hacer en Kroměříž se puede decidir por ejemplo en una de las cafeterías en la Plaza Grande local. Desde aquí, tiene el punto dominante principal de Kroměříž a tiro de la piedra.

El palacio arzobispal y sus jardines incluso están inscritos en la Lista de los monumentos de la UNESCO. El palacio en sí, la sede de los obispos y arzobispos de Olomouc, se considera una joya de la arquitectura barroca. Y fue testigo de muchos acontecimientos significativos. En el año 1848, el palacio acogió durante varios meses la Reunión del Reichstadt Austriaco Constitucional.

Desde el palacio directamente puedes pasar a Podzámecká zahrada (Jardín de Debajo del Palacio), otra tentación local. Debido a que está construido al estilo inglés, es más bien un extenso parque. Sobre todo, los niños disfrutarán de un pequeño parque zoológico local en el que se pueden ver monos por ejemplo. Otros animales menos salvajes también corretean salvajes por el parque. La entrada al jardín es gratuita durante todo el año, pero todos los días a eso de las siete por la tarde, ¡sus puertas se cierran por la noche!

Si te gustan más los plantíos arreglados, no pierdas una visita a Květná zahrada (Jardín de las Flores). La información necesaria sobre cómo no perderse obtendrá en el centro histórico en cada esquina: le ayudarán los indicadores simples.

Casi todos los edificios en el casco histórico de la ciudad son monumentos. Por lo tanto, no baje la cabeza ni en las callejuelas locales – tal vez luego comprenda por qué la ciudad es apodada como Atenas de Haná.

Alojamiento y transporte