Tento web používá cookies k dosažení potřebné funkcionality. Dalším jeho použitím s tímto souhlasíte. Více informací

Berlín - cosas que hacer

Berlín - cosas que hacer

Paraíso de los ciclistas – ¡Berlín!

A sólo pocas horas de la frontera checa te esperan las ciudades alemanas llenas de historia y entretenimiento. La reina entre ellas (LAS ciudades) es la metrópoli alemana, Berlín. Llegará después de unas cuantas horas de viaje en el autobús amarrillo de RegioJet.

El autobús desde luego reemplazara inmediatamente por el transporte público. Aunque algunas distancias puedan parecer cortas en el mapa, si realmente quiere llegar a conocer la ciudad muy bien, definitivamente use el transporte público. Un billete regular cuesta 2,1 euros. Seguramente, merecerá la pena inmediatamente comprar la llamada Berlin Welcome Card. El Abono para el transporte público es válido por hasta 5 días y, obtendrá un descuento de 50% en algunas de las atracciones de la ciudad. La lista de los 140 lugares donde la tarjeta es válida, encontrará en la página web de www.bvisitberlin.de.

Hay innumerables modos de transporte en Berlín. Desde el metro U-bahn (le llevará incluso al aeropuerto), los trenes suburbanos de S-bahn hasta los metro-tranvías, los metrobuses y barcos e incluso tranvías.

¡Y atención! ¡Berlín es una ciudad de ciclistas! Si se cansa de viajar en transporte público y te sientes físicamente en forma, alquila una bicicleta. Berlín incluso tiene condiciones técnicas para este tipo de transporte. La ciudad se sitúa en un plano y casi todas las aceras también tienen un carril para bicicletas. La lista de los 140 lugares donde la tarjeta es válida, encontrarás en la página web de www.bvisitberlin.de.

Berlín unificado: Curry domina sobre miles de sabores

¿Qué hacer en Berlín? Puedes pensarlo por ejemplo mientras subes a la torre de televisión de Berlín, literalmente la principal atracción de la metrópoli alemana. Seguramente la encontrarás, se puede ver desde cualquier lugar. Si aun así deseas consejos, puedes empezar después de bajar del autobús en una parada casi obligatoria: la calle Unter den Linden y la Puerta de Brandenburgo, símbolo de Alemania.

Un recordatorio de tiempos pasados es la última parte en pie del Muro de Berlín. Se convirtió en la East Side Gallery. Definitivamente no debe perderte ni el antiguo cruce de fronteras de Checkpoint Charlie.

Si es usted un cazador de monumentos, no olvide de aquellos inscritos en la lista de la UNESCO. En la isla de los museos, podrá visitar en seguida los cinco. Hazte una parada en uno de los complejos de viviendas de la época de la República de Weimar. También merece la pena viajar a la cercana Postdam, al parque de Sanssouci, donde se encuentra la antigua residencia de verano de Hohenzollern, una popular atracción turística.

¿Se le ha acabado la inspiración, no sabe qué hacer y le gustaría divertirse un poco? Dirígete a Mauerpark. Todos los domingos hay fiestas de karaoke gratuitas en las que puede participar. Recibirá aplausos tormentosos por ello. Y no olvides empacarte algo para hacer un picnic. Por ejemplo, un típico currywurst berlinés. Sobre la historia de este plato y muchas otras delicias alemanas aprenderá en el Museo de Currywurst.

AZAFATOS A BORDO
RESERVA DE ASIENTO GRATIS
CAMBIAR/CANCELAR BILLETE GRATIS 15 MINUTOS ANTES DE LA SALIDA
PUNTUALIDAD O PRECIO INFERIOR GARANTÍA DE LLEGADA PUNTUAL