Tento web používá cookies k dosažení potřebné funkcionality. Dalším jeho použitím s tímto souhlasíte. Více informací

Budapest - cosas que hacer

Budapest - cosas que hacer

Transporte público de Budapest – más complicado que el húngaro

Fogadtatás! Bienvenido a Hungría, bienvenido a Budapest, su capital. La ciudad en el Danubio le dará la bienvenida después de unas horas viajando en autobús amarrillo. Bajará del autobús en la plaza de Etele tér, justo enfrente del edificio de la estación de trenes de Budapest-Kelenföld, en la parada de transporte público. A sólo unos 50 metros de ti estará la boca de metro, la línea M4 te llevará directamente al centro.

Seguramente no debe perderte la línea M1, la llamada línea conmemorativa. No por el lugar a donde te llevará sino por el viaje en sí. Es el metro más antiguo de Europa continental, por lo que esta línea está inscrita en la lista de la UNESCO. Sin embargo, no es una línea de metro típica, las vías están justo debajo de la superficie. Bajará una planta y ya estará en la plataforma. También valen los billetes clásicos para el transporte público en ella. Para los fanáticos de tráfico, también está el funicular terrestre Budavári Sikló en Budapest. Podrá encontrarlo en el Danubio, cerca del famoso Puente de las Cadenas. Le llevará al complejo del castillo de Buda.

Los típicos tranvías amarrillos también pertenecen a Budapest. Realmente te llevarán a cualquier sitio. Además, sus rutas a menudo conducen a lo largo de la ribera del Danubio, además de un viaje cómodo, le surgirá una hermosa vista de este gran río y del panorama de Buda y Pest.

¿Y qué billete comprar? Hay innumerables y el sistema puede ser tan fácil de entender para el turista como el húngaro. Algunos billetes están limitados en el tiempo, otros están limitados por el medio de transporte con el que puedes viajar. Con antelación, por lo tanto, mejor planea se viaje en el sitio web de la compañía de transporte de Budapest. De lo contrario, tal vez le vendrá bien la palabra: “elvesztettem”, estoy perdido.

Budapest: Miles de experiencias al alcance

¿Tienes unos días libres por causas imprevistas? ¿O una semana libre y no sabe qué hacer con ella? En Budapest, siempre hay algo que hacer. La ciudad es vasta y ofrece innumerables atracciones turísticas. Puedes empezar por ejemplo con el mismo sistema de transporte público.

No se pierda un recorrido con la llamada línea conmemorativa, que está marcada como la línea amarrilla del metro M1. Tiene sólo once paradas y todas están bajo la Avenida de Andrássy. Pero es la línea de metro más antigua de la Europa continental y uno de los principales lugares de interés de Budapest. También está en la lista de los monumentos de la UNESCO.

La propia clase debajo de la que se encuentra la pista, es la calle más importante de la capital húngara. Está bordeada por edificios estatales y palacios de lujo y le llevará a la Basílica de San Esteban. Ésa pertenece a los monumentos más importantes de toda Hungría y esconde los restos del rey de San Esteban.

En el otro extremo de la Avenida de Andrássy está situada la Plaza de los Héroes. El monumento que encontrará en ella se creó en el año 1929 con motivo de las celebraciones de miles de años desde la llegada de las tribus húngaras a la Cuenca de los Cárpatos. En los alrededores de la plaza, a continuación, descubrirá por ejemplo el Museo de Bellas Artes o el zoológico.

Para relajarse, diríjase al balneario. En la metrópoli se encuentra el complejo Szechényi, el balneario curativo más grande de toda Europa. Dos corrientes con la temperatura de 74 y 77 grados fluyen hacia las piscinas termales.

No olvides visitar el parlamento local, el Puente de las Cadenas sobre el Danubio (como primero conectó las ciudades antes separadas de Buda y Pest), o el castillo de Buda al que podrás subir en un funicular terrestre desde el Puente.

AZAFATOS A BORDO
RESERVA DE ASIENTO GRATIS
CAMBIAR/CANCELAR BILLETE GRATIS 15 MINUTOS ANTES DE LA SALIDA
PUNTUALIDAD O PRECIO INFERIOR GARANTÍA DE LLEGADA PUNTUAL